Santo Domingo

Volver      

 

 
 

En 1933 Carlos Cariola Ansaldo y Ernesto Boso Pezza compran una parte de este fundo, una hijuela de 500 hectáreas en la ribera sur del río Maipo, frente al sector de Tejas Verdes de Llo Lleo, formando la Sociedad Inmobiliaria Rocas de Santo Domingo, con la idea de proyectar un balneario costero. Para esto se diseñó un nuevo pueblo, en manos del arquitecto José Smith Miller y del urbanista Luis Muñoz Maluska, que trazaron un modelo semejante al balneario de Palos Verdes de California, Estados Unidos.

El diseño incluyó una avenida costera, acceso a la playa principal, una piscina olímpica, restaurantes, salones de té, bares y una terraza para orquestas; con lo que se pudiera amenizar el ambiente diario y nocturno principalmente en la época de verano. También se trazó un Club de Golf.

Los primeros terrenos comenzaron a venderse en 1942 y en ellos las familias de la alta sociedad de Santiago construyeron grandes y bellas casas de estilo norteamericano.